YA PASÓ DE MODA ESO DE LAS APPS Y LAS WEBS: CONOZCA LA VERDADERA TRANSFORMACIÓN DIGITAL EN LAS EMPRESAS

Luego de la pandemia del Covid-19 se volvió popular escuchar dentro del ecosistema empresarial como las organizaciones le estaban apostando a la transformación digital, pero para muchos era algo de desarrollar una aplicación, poner sus productos en un e-commerce o, abrir sus redes sociales. Sin embargo, lo que pocos líderes entendieron es que esto, tan solo es un producto, pero no la verdadera transformación digital.

Varios líderes de diferentes compañías han señalado su posición de que es imprescindible llevar adelante la misma para ser más competitivos y relevantes en un mundo cada vez más digitalizado. Tanto así, que un estudio de IDC, señaló que las inversiones directas en transformación digital aumentarán a una tasa de crecimiento anual de 16,5% entre 2022 y 2024, pero, ¿sabemos realmente qué es transformación digital?

Juan Santiago Acevedo, director ejecutivo de Tres Astronautas, compañía que desarrolla estrategias y productos de innovación tecnológica, explica que la transformación digital es un proceso en donde se debe transformar toda la organización, desde su identidad, la cultura, hasta las herramientas, con el fin último de estar preparado para los cambios tecnológicos que van apareciendo y adaptarse rápidamente a las nuevas demandas del mercado.

“Lo cierto, es que la mejor forma de describir esta situación es afirmando que cualquier tecnología impulsa la transformación digital, pero a su vez, la transformación digital nos prepara para esos cambios de tecnología constantes”, señala Acevedo.

El directivo agrega que las tecnologías son el medio más, no es el fin, y lo otro, es  que pese a que la empresa no quiera implementar productos digitales, la tecnología seguirá avanzando y mejorándose, por lo tanto, cualquier organización que quiera mantenerse competitiva en el mercado va a requerir de llevar adelante una verdadera transformación digital inteligente.

Los errores más comunes

Este proceso debe centrarse en encontrar un problema, una oportunidad o cumplir con los objetivos de negocio, para así encontrar el verdadero por qué de la transformación digital iría dirigida a mejorar la experiencia del cliente, reducir la fricción, aumentar la productividad o elevar la rentabilidad.

En ese sentido, Alejandro Córdoba, director creativo de Tres Astronautas, señala los errores más comunes que cometen los CEO o los directivos de innovación a la hora de llevar adelante un plan de transformación digital:

 

  1. No analizar bien al usuario: La mayoría de las veces pasa que los gerentes o los directivos no analizan bien las necesidades y el tipo de usuario al que buscan dirigirse, y solo cuando comprenden bien al tipo de personas a las que se quiere impactar, se diseñan estrategias con base en sus perspectivas y a su vez se generan productos o servicios que aceptarán y usarán. Además, que la información derivada de este proceso proporciona datos e insights significativos y útiles que las empresas necesitarán para ejecutar futuros proyectos.

Dentro de las organizaciones, la gran mayoría comente el error de pensar que como es una aplicación para sus trabajadores no importa su opinión o como esté diseñada y esto genera que se gaste más dinero, tiempo y esfuerzo, cuando al final no se utilizará como se debe y los colaboradores rechazarán el cambio, creando un ambiente hostil y una pérdida de cultura, “ya que terminarán odiando la tecnología”.

  1. Los proyectos de transformación digital están muy alejados de la realidad del problema: Si bien, muchas veces los directivos de la empresa pueden tener claro los problemas que existen, a veces se desarrolla soluciones que quedan solo en la visión y no cumplen con los objetivos esperados. Por esa razón, será un requisito en cualquier etapa de la transformación digital el poder tener métricas claras, ya que al final, “lo que no se mide no se mejora” y el proceso de transformación debe ir acompañado siempre de datos que aseguren el éxito del proyecto.
  2. Saber diversificar el portafolio de nuevas tecnologías: La mayoría de empresarios ven las tecnologías como un producto básico que debe ser dirigido al público, como el desarrollo de una app o la creación de una web, pero desconocen el hecho de que hay una variedad herramientas de data o inteligencia artificial, IoT, softwares, cloud… que pueden ser utilizados tanto de forma externa como interna a la organización. En ese sentido, es importante no cerrarse a un tipo de producto, cuando puede recurrir a un sinfín de ellos para mejorar procesos puntuales.
  3. La falta de una estrategia de manejo del cambio: Es importante establecer cómo se va a recibir este nuevo producto digital y qué cambios se llevarán adelante dentro de la cultura organizacional, con el fin último, de que estos productos en verdad sean adoptados por todos los usuarios.

La solución y sus resultados

El director ejecutivo de Tres Astronautas asegura que, para abarcar una transformación digital en los próximos años, las compañías deben partir de crear estrategias innovadoras de productos digitales que le ayudan a las marcas y a las organizaciones a resolver el problema de cara al usuario que necesitan. “Eso es lo que nosotros hacemos, identificamos y nos alineamos con los objetivos del negocio de la organización, entendemos las necesidades de sus usuarios, para finalmente prototipar y testear uno o varios productos digitales”.

“La mejor recomendación que puedo hacer a una compañía que quiera iniciar con este proceso de cara al 2023 y los próximos años, es no dejarse llevar por las palabras bonitas ni por la moda de la tecnología. Lo primero que tiene que hacer es evaluar sus capacidades digitales: en dónde están en mi operación, qué propuestas de innovación tengo, cómo atiendo al cliente o cómo centro bien a mis trabajadores, esto, promoverá que desarrolle una estrategia de generación de valor que debe estar atada a los objetivos de negocio”, aclaró Acevedo.

Así mismo, esta startup encontró que este tipo de estrategias pueden lograr hasta 1900% del Retorno de la Inversión o ROI y además con la optimización de los procesos se puede llegar hasta reducir los costos en un 80% y mejorar los índices de productividad.

Si bien la transformación digital es un concepto de moda en Latinoamérica, es algo que no es nuevo y viene ocurriendo hace décadas en el mundo. Ahora, el reto es pensar la transformación digital como un proceso que involucra no solo a los usuarios, sino a toda la organización, es entender cómo a través de la tecnología se optimiza la cadena de valor, se potencian las relaciones humanas y se crea una cultura ágil y preparada para el futuro.

Foto: Tomada de Pexels

Fuente: Tres Astronautas