Utilidades de establecimientos de crédito llegaron a $3,18 billones

7 sistema financieroEn marzo las utilidades acumuladas de las establecimientos de crédito se ubicaron en $3.18 billones, de las cuales $2.77 billones correspondieron a los bancos, seguidos por las corporaciones financieras con $267 mil millones, las compañías de financiamiento ($121.87 mil millones) y las cooperativas financieras ($17.81 mil millones).

 

Para los establecimientos de crédito las utilidades operacionales fueron explicadas principalmente por el margen neto de intereses (56.9%), los ingresos por venta y dividendos por inversiones (15.1%) y la valoración de inversiones (9.3%). El comportamiento de estas entidades estuvo respaldado por un margen de solvencia total y de solvencia básica de 15.41% y 10.61%, superando los niveles mínimos definidos por la regulación de 9.0% y 4.5%, respectivamente.

 

El sector fiduciario finalizó marzo de 2015 con un saldo de activos por $331.98 billones, sustentado principalmente por el monto de su portafolio de inversiones y operaciones con derivados, que en su conjunto ascendieron a $186.97 billones al cierre del periodo en mención. En el mes de referencia, los negocios administrados por la industria fiduciaria presentaron un resultado del ejercicio de -$2.00 billones. De manera desagregada, las fiducias finalizaron con resultados por -$2.71 billones, originadas en su mayor parte por la desvalorización de las inversiones en renta variable de la fiducia de inversión.

 

Adicionalmente, los recursos de la seguridad social y los fondos de pensiones voluntarias fueron las líneas de negocio que acumularon las mayores utilidades con $706.05 mil millones y $13.14 mil millones, respectivamente. A su vez, las sociedades fiduciarias presentaron utilidades acumuladas por $139.21 mil millones y un nivel de activos de $2.54 billones.

 

En marzo, los ahorros de los afiliados a los fondos de pensiones y cesantías continuaron registrando rentabilidades positivas, comportamiento que se confirmó mediante la rentabilidad acumulada por los cuatro fondos que administran las pensiones obligatorias. El fondo moderado registró una rentabilidad acumulada de 7.24%, mientras que los fondos de mayor riesgo, retiro programado y conservador, registraron rentabilidades de 8.20%, 7.80% y 7.55%, respectivamente. De esta forma, los rendimientos abonados de los afiliados se ubicaron en $2.13 billones, como resultado de la valorización de los instrumentos de deuda pública que contrarrestó el efecto de las desvalorizaciones de la renta variable.

 

De manera desagregada, los fondos de pensiones obligatorias (FPO) administraron recursos por $157.99 billones, los fondos de pensiones voluntarias (FPV) por $12.70 billones y los fondos de cesantías (FC) por $10.51 billones.

 

Con relación al sector asegurador, en marzo de 2015 el valor de las primas emitidas ascendió a $4.99 billones, donde las primas de seguros generales y de vida alcanzaron un monto de $2.73 billones y $2.26 billones, respectivamente. Por su parte, los siniestros liquidados de la industria aseguradora registraron un valor de $2.23 billones, de forma que el índice de siniestralidad bruta que muestra la participación de los siniestros liquidados como proporción de las primas emitidas se ubicó en 44.69%.

 

Adicionalmente, el desempeño técnico de la industria, medida a través del índice combinado, correspondió a 107.97 mejorando frente al registrado un mes atrás (108.85). Finalmente, las utilidades acumuladas de las compañías de seguros se ubicaron en $420.10 mil millones, donde las compañías de seguros vida presentaron resultados por $331.80 mil millones, en tanto que las compañías de seguros generales acumularon utilidades por $88.30 mil millones. En las inversiones de las compañías de seguros se observó una reducción en la participación de los TES, comportamiento que se explicó por la liquidación de parte de su portafolio en estos títulos.

 

Por último, los activos de las Sociedades Comisionistas de Bolsa de Valores ascendieron en marzo a $3.89 billones. De éstos, las inversiones y operaciones con derivados representaron el 52.30% y los compromisos de transferencia provenientes de operaciones monetarias fueron equivalentes al 34.87%. Las utilidades del total de las sociedades comisionistas de bolsa y administradoras de inversión fueron en marzo de $13.54 mil millones, acumulando un total de $26.22 mil millones para el primer trimestre del año.

 

De otro lado, el ahorro de los colombianos se ubicó en $314.29 billones tras registrarse en el mes un incremento principalmente en el saldo de las cuentas de ahorro y de los certificados de depósito a término (CDT), cerrando marzo con un monto total de $145.87 billones y $112.16 billones, respectivamente.

 

Al cierre del primer trimestre del año los activos del sistema financiero alcanzaron $1,148.24 billones, correspondiente a un crecimiento real anual de 8.15%.

 

De manera desagregada la cartera de créditos continuó con niveles de crecimiento superiores al 11% real anual, mientras que las inversiones y derivados, que representaron el 47.48% del total del activo, ascendieron a $545.13 billones, monto superior en $3.82 billones frente al valor observado un mes atrás. Los otros activos, entre los que se encuentran el disponible, las operaciones del mercado monetario, entre otros, se mantuvieron estables frente al nivel presentado en febrero tras cerrar en $273.35 billones.

 

Entre febrero y marzo los Establecimientos de Crédito registraron un incremento en los activos de $6.87 billones, explicado en su mayor parte por el incremento en las inversiones y en la expansión de la cartera de créditos.

 

En particular, el nivel de las inversiones aumentó principalmente en títulos de tesorería (TES) y en instrumentos de renta variable de emisores nacionales. A su vez, el saldo total de la cartera, incluyendo al Fondo Nacional del Ahorro (FNA), se ubicó en $344.99 billones, equivalente a una variación real anual de 11.95%. Este crecimiento fue acompañado por un adecuado indicador de calidad de la cartera de 3.06%, reflejando una baja proporción de cartera en mora frente a la cartera total.