Sigue sin acuerdo aumento del salario mínimo para 2013

comision de concertacion laboralEl ministro del Trabajo, Rafael Pardo, presidió la quinta sesión formal de la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales en la que se analizaron los datos presentados por el DANE, respecto al comportamiento del nivel de precios de la economía, actualizados para noviembre del 2012.

También, el jefe de la cartera invitó a las partes a estudiar las propuestas presentadas en la Comisión de Concertación, con fundamento en la información actualizada. Hechas las diferentes presentaciones, no se alcanzó un acuerdo para determinar, por consenso tripartito, el ajuste de salario mínimo para 2013.

Con base en la Ley 278 de 1996, el Ministerio del Trabajo continuará promoviendo un ambiente de diálogo y consenso entre las partes con el fin de llegar nuevamente a una decisión concertada. De esta manera, el Gobierno convocará a la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales en el curso de la próxima semana.

Según recordó el Consejo de Estado este mismo viernes tras agotarse esta primera etapa, queda un tiempo de 48 horas para que los representantes de los trabajadores elaboren un documento en el que se sustenten el cuánto y el porqué del que consideran sería el incremento ideal para el próximo año.

El Consejo de Estado determinó este viernes que si el próximo 30 de diciembre no se ha logrado un consenso entre la Comisión Permanente de Conciliación de Políticas Salariales y Laborales para establecer el monto del salario mínimo para el año entrante, el Gobierno Nacional tiene la facultad legal de determinarlo mediante decreto.

En ese sentido, explicó el tribunal, para tal fin el Ejecutivo deberá tener en cuenta criterios como la inflación real del año que culmina según el índice de precios al consumidor (IPC), productividad acordada por la Comisión tripartita.

Igualmente, tendrá que considerar la contribución de los salarios al ingreso nacional, el incremento del producto interno bruto (PIB), la necesidad de mantener una remuneración mínima, vital y móvil para asegurar el acceso a los bienes y servicios básicos.

Para la corporación judicial es importante establecer el aumento del salario mínimo para el primero de enero del año inmediatamente siguiente y apremia la necesidad de que no quede indeterminado el aumento puesto que es preciso hacer que el “salario mantenga su poder adquisitivo, de tal forma que garantice el mínimo vital y móvil a los trabajadores y a quienes de ellos dependen”.

El Consejo de Estado recordó que “la Ley 278 de 1996 dispone la facultad residual del Gobierno Nacional para la fijación del aumento del salario mínimo si llegado el 30 de diciembre la Comisión no ha llegado a un consenso”.