REMESAS: LAS CRIPTOMONEDAS PISAN FUERTE ENTRE LAS ALTERNATIVAS PARA ENVIAR DINERO A DISTINTAS PARTES DEL MUNDO

Por Erika Uehara de Arigatō Consulting

Según el diccionario de la Real Academia Española, se conoce como “remesa” a la remisión o envío de algo de una parte a otra. En Latinoamérica inmediatamente asociamos la palabra “remesa” al envío de dinero, y es que, nos guste o no, vivimos en un continente con enormes diferencias económicas y sociales. Es común ver que personas y familias emigraron de un lugar a otro, y luego de ganar el pan con el sudor de su frente, envían dinero a quienes quedaron en la tierra natal.

Por lo general, los latinos relacionamos el envío de dinero a los dólares enviados desde Estados Unidos a familiares en los países de origen. Después, en Colombia o Argentina (así como en otros países de la región), se comenzaron a ver a miles de venezolanos que llegaron buscando mejores oportunidades. También las remesas se hicieron presentes, para enviar dinero a los que se quedaron.

Se dice que Estados Unidos es el principal país desde donde salen fondos hacia otros territorios en Latinoamérica y Centroamérica. No es un dato menor que en la lista figuran El Salvador y Honduras.

Sin embargo, enviar dinero tiene un costo y a veces es bastante alto. Empresas que permitían el envío de dinero, cobraban hasta un 15 % de comisión. Si se usa el sistema bancario, el problema no es solo la enorme comisión (por porcentaje) que cobran usando el sistema SWIFT, sino también los tiempos: hay transferencias internacionales que demoran días.

Es aquí, donde las criptomonedas han llegado para – como decía algún superhéroe – “salvar el día”.  Y es que las tecnologías descentralizadas y financieras, como la red de Bitcoin y la red de Ethereum (entre otras) permiten hacer transferencias de valor en pocos minutos o segundos, en grandes o pequeñas cantidades, y a veces a mucho menor costo.

Pero entonces, ¿Bitcoin y las criptomonedas son útiles para enviar remesas? Según los expertos, la respuesta es positiva.

Por ejemplo, Santiago Villarruel, quien se desempeña como Product manager en Xcapit, opina: “Son útiles ya que se puede enviar todo tipo de remesas a una persona determinada, sin ningún tipo de restricción, y de manera más eficiente que por los medios tradicionales. Las criptomonedas nacen con el objeto de ser un medio de intercambio de valor entre las personas. Cubren esa necesidad principal, generando una opción más eficiente en términos económicos y de tiempo. A su vez permiten su adopción masiva y disponibilizar una herramienta que está presente en cualquier smartphone.”

También aclara: “Se trata de transacciones seguras ya que, para los procesamientos de este tipo de operaciones, depositamos nuestra confianza en la tecnología blockchain.

Dependiendo de la red que se utilice, tienen mayor o menor cantidad de nodos y validadores, pero en todos los casos, el consenso es descentralizado. Cuando hablamos de criptomonedas, no hay gobierno u organización que pueda restringir o limitar su uso, por eso se vuelven una herramienta tan valiosa en países inestables, o que no permiten tener previsibilidad.”

Desde la casa crypto exchange o casa de cambio de criptomonedas Let´sBit, el CEO Camilo Cristia, coincide en la solución que brindan las criptomonedas para el envío de remesas.

“El costo de enviar una criptomoneda es el mismo, ya sea que le envíes a una persona cerca tuyo o una persona a 10.000 kilómetros de distancia. A su vez, la cantidad de intermediarios se reduce enormemente. Estos dos factores hacen que el costo del envío de remesas se reduzca hasta más de 10 veces”, remarca Cristia.  “Al momento de usar servicios tradicionales de remesas o transferencias bancarias internacionales, el dinero pasa por varios intermediarios, todos ellos cobran comisiones altas o tienen comisiones fijas. El resultado es que termina llegando menos dinero a destino y lleva más tiempo. Utilizar criptomonedas reduce los intermediarios y, por lo tanto, el costo y tiempo del envío”.

Desde Status Network -uno de los proyectos más robustos e iniciales que corre en la blockchain de Ethereum- el encargado de marketing Eduardo Erlo, sostiene que el uso de criptomonedas nos da mucho poder y libertad, pero recuerda: “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

“Todo el mundo debería estudiar y saber exactamente lo que está haciendo antes de usar criptomonedas. Los riesgos como el uso de aplicaciones de billetera fraudulentas, conexiones a Internet no confiables e incluso el uso de direcciones de billetera incorrectas pueden provocar la pérdida de fondos”, advierte.

“Si se usa una billetera non custodial, las cripto transferencias son privadas por defecto (no incluyen ningún dato personal), y es por ello que podemos ver que la adopción general de las criptos crece en todas partes (especialmente en Argentina)”, agrega.

Por otra parte, explica que estar en Cripto, no solo es hacer una transacción o hacer una transferencia de fondos entre billeteras. “Usar Cripto es una elección activa y una expresión de libertad. Deberíamos estudiar y aprender más al respecto, ya que está creciendo cada día y sin duda será el futuro de las finanzas”, señala.

Ulises Alzogaray, country manager de Bitwage – la plataforma pionera en pago de honorarios en criptomonedas más elegida por los trabajadores, freelancers y exportadores de servicios – va más allá y dice: “No sólo las criptomonedas son útiles para enviar remesas, sino que a la fecha son la forma más recomendable de hacerlo. Son una excelente forma de evitar la fricción y las altos fees que tradicionalmente asociamos a los envíos internacionales de dinero”. Y luego resume, “La diferencia entre usar otros métodos conocidos hasta ahora radica en que las criptomonedas pueden ofrecer tarifas asociadas más bajas, tipo de cambio más competitivo y en general transacciones más rentables, esto sin mencionar la eficiencia, privacidad y rapidez de estas, que dejan fuera de juego a los sistemas más tradicionales de envíos de dinero internacionales”, concluye Alzogaray.

El CEO de Koibanx, Leo Elduayén, – compañía líder en tokenización financiera – comenta: “La mayoría de las personas envían sus remesas a través de compañías o plataformas que utilizan la red SWIFT para enviar dinero bancario de un país a otro. Este tipo de transferencias son las que se utilizan en la mayoría de los bancos del mundo, pero este sistema no es del todo eficiente ya que tiene altos costos por transacción, requiere intermediarios y transcurre un tiempo elevado entre que una persona envía dinero y otra lo recibe. En cambio, con Bitcoin, y las criptomonedas en general, esto no sucede”.

Y explica el porqué de las ventajas de Bitcoin y el uso de criptomonedas: “Los costos son mucho menores, tanto por la red de Bitcoin como con respecto a cualquier otra red como Lighting Network, Algorand, algunos layer 2 de Ethereum, etc.

Las remesas internacionales, siempre que sean enviadas y recibidas en criptomonedas, no necesitan de ningún intermediario ya que los usuarios podrían hacer la transacción de manera directa. Estas transacciones se pueden realizar incluso entre agentes o personas que ni se conocen ya que existe la posibilidad de utilizar smart contracts, que buscarán un remitente que desee enviar una cripto “X” y un destinatario que desee comprar/recibir esa cripto “X”.

Los tiempos de duración son muy bajos: en el caso de Bitcoin, que es el protocolo que más tiempo toma, cada bloque se procesa cada 10 minutos y esto es sin tener en cuenta los layer 2 como por ejemplo Lighting Network, donde sucede en segundos. Lo mismo que ocurre en redes como Ethereum y Algorand. Por último, el envío es totalmente pseudónimo y descentralizado, es decir, toda la información queda almacenada en nuestra wallet (pero nadie sabe a quién corresponde cada wallet). Esto siempre que trabajemos con remesas usuario a usuario sin involucrar ningún servicio privado o compañía que facilite o acerque el servicio”.

Foto: Arigatō Consulting