Por ahorro energético los proyectos de vivienda bioclimáticos en el ojo de los inversionistas

Colombia avanza cada vez en la construcción de proyectos de vivienda bioclimáticas como una alternativa sustentable que se alinea con la tendencia mundial.

Por sus características el diseño bioclimático comprende la construcción de una vivienda teniendo en cuenta las condiciones climáticas junto con el aprovechamiento de los recursos disponibles del sol, la vegetación, la lluvia y los vientos para disminuir el impacto ambiental con la reducción de los consumos de energía eléctrica.

“Inversionistas de la ciudad de Bogotá han puesto su atención en los proyectos de vivienda que cuentan con diseño bioclimático por su alto potencial de ventas y proyección a corto plazo para el retorno de su inversión”, afirmó Ricardo Mora Ramírez, gerente de Planeación Estratégica de CNK Consultores y quien sigue de cerca uno de los proyectos más completos en materia de diseño bioclimático en la capital, denominado Marankal.

El diseño bioclimático de un edificio o de una casa es una forma de encarar su construcción de forma que se convierta en sistemas termodinámicos eficientes, es decir que la gente pueda vivir dentro con todas las comodidades, pero con un consumo energético mínimo. La mayoría de las construcciones antiguas, y gran parte de las nuevas, son muy deficientes en el diseño térmico, construidos con materiales que no nos protegen ni del calor, ni del frío. Según el diseño bioclimático, los arquitectos y constructores deberían tener en cuenta el clima del lugar en elcual se ubicará ese edificio.

¿Qué implica tener un diseño bioclimático en un proyecto de vivienda?

Un diseño bioclimático implica establecer desde el inicio del proyecto, los elementos estructurales y arquitectónicos que se deben utilizar para hacer que el edificio tenga a nivel climático un comportamiento mucho más eficiente.

También implica hacer un estudio del comportamiento ambiental del sitio donde se ubique para el mayor aprovechamiento de los recursos propios y naturales de tal manera que se reduzca eluso de la energía eléctrica.

Uno de los aspectos que más llama la atención es la disminución en el uso de calefacción y aire acondicionado, dependiendo de su diseño arquitectócnico y bioclimático que pueden incorporar elementos estructurales que permiten una adecuada y permanente circulación del aire.

En cuanto al uso del recurso hídrico, el diseño bioclimático se basa en la reutilización de las aguas lluvia para el uso de zonas comunes y vegetación “como es el caso del proyecto de Marankal que a través de un sistema de riego por goteo lleva permanentemente el agua a las plantas. Además, con un sistema de tratamiento de aguas el líquido es procesado para el lavado de las áreas comunes de la edificación, ahorrando más del 50% en los gastos de mantenimiento”, comentó Adriana Otálora, Gerente de Marketing y Comunicaciones de CNK Consultores.

Por su parte, los proyectos bioclimáticos tardan mucho menos en construirse. “Mientras que por ejemplo en un proyecto tradicional un constructor se puede tardar cuatro meses, en uno bioclimático se tarda un mes y medio en gran medida por la utilización de materiales diferentes de fácil y rápida instalación”, aclaró Otálora.

 

¿Cómo se comporta el interés inversionista?

El mercado de la construcción de viviendas bioclimáticas en Bogotá cada día tiene mas auge, aunque es relativamnete nuevo en Colombia, existe un gran potencial de compra. Explica Otálora quien asegura por ejemplo obtener beneficios maravillosos en ventas en el proyecto de vivienda  Marankal ubicado en un exclusivo sector del norte de Bogotá

Según estudios expertos mexicanos de la Universidad Nacional Autónoma de México, una casa con diseño bioclimático puede llegar a reducir su consumo energético en un 40 por ciento. Ejemplos como este, que recién están empezando a aplicarse, deberían seguirse en cada ciudad del mundo, lo que permitiría un ahorro energético enorme.