Los usuarios de países en desarrollo de américa latina, han sido afectados negativamente por los altos precios del espectro

Según el nuevo informe “Fijación de los precios del espectro en países en desarrollo”, publicado hoy por la GSMA, en los países en desarrollo de América Latina se necesitan mejores políticas de fijación de los precios del espectro, para mejorar el bienestar socioeconómico de las millones de personas que aún no acceden a los servicios de banda ancha móvil.

El estudio revela que, en promedio, los precios del espectro en los países en desarrollo a nivel mundial resultan ser el triple que en los países desarrollados (en su relación con los ingresos).

Los precios altos del espectro son un obstáculo para las inversiones en nuevos servicios y tecnologías y, por lo tanto, un factor disuasorio para incrementar la penetración del internet móvil.

El estudio, desarrollado por GSMA Intelligence, también halló que los gobiernos desempeñan un rol activo al aumentar los precios del espectro, para maximizar los ingresos públicos de la concesión de licencias de espectro.

Los precios altos del espectro correlacionan con países que tienen altos niveles de deuda soberana. Asimismo, de forma alarmente, los precios de reserva promedio en subastas de espectro son más de cinco veces mayores en los países en desarrollo que en los países desarrollados, considerando los ingresos de la industria.

El informe también identifica una relación entre los precios altos del espectro y una cobertura más deficiente, así como servicios de banda ancha más costosos y de menor calidad, que no son valorados por los consumidores.