Incoder denuncia posible robo de tierras restituidas en “Las Catas”

El Instituto Colombiano de Desarrollo Rural –INCODER, instauró ante la Fiscalía General una denuncia penal por el posible delito de constreñimiento ilegal para despojar las tierras de campesinos en el predio “Las Catas”, en el departamento de Córdoba.

El INCODER conoció los hechos durante las visitas que realizó del 7 al 15 de julio para verificar el estado de la explotación económica del predio, el cual fue asignado definitivamente al Instituto el pasado 13 de junio por parte de la Dirección Nacional de Estupefacientes.

De acuerdo con la denuncia, beneficiarios manifestaron que varios de los asignatarios provisionales no se encontraban en el inmueble porque “habían sido persuadidos para vender las parcelas entregadas por el Instituto a tres personas que ejercen poderío económico en la zona”.

En una visita posterior, el 19 de julio, el INCODER registró declaraciones de varios pobladores que aseguran que el predio está siendo explotado por las tres personas (reconocidos ganaderos de la zona) sin contar con una autorización del Instituto e “impidiendo que algunos asignatarios provisionales exploten el predio”.

El INCODER solicitó a la Fiscalía asumir la investigación de los hechos denunciados y radicar la denuncia en Bogotá, con el fin de garantizar la seguridad de la investigación y de las víctimas.

“La Fiscalía ya ha adelantado las indagaciones y próximamente dará a conocer resultados. Frente a ‘Las Catas’, hay que decir que estamos trabajando para entregarles el predio a los campesinos. Avanzamos en la titulación y en el impulso de los proyectos productivos”, dijo Jhenifer Mojica, subgerente de Tierras Rurales del INCODER.

El predio “Las Catas” se encuentra ubicado en el municipio Ayapel de Córdoba, específicamente en la vereda Palotal.

Resultados para enfrentar la corrupción

De otra parte, ante la decisión de la Fiscalía de imputar cargos a 16 funcionarios y exfuncionarios del INCODER, la gerente general del Instituto, Miriam Villegas, afirmó que este es el principio de una cadena de resultados que buscan sanear la entidad para cumplir con los propósitos del Gobierno Nacional en materia de tierras y desarrollo rural.

Desde que la gerente general Miriam Villegas asumió el cargo, el INCODER ha liderado acciones para lograr la transparencia de la entidad.

“Esta es la primera de muchas investigaciones que se están adelantando. Estamos trabajando de la mano con los órganos de control del Estado en aras de destapar los casos de corrupción”, afirmó la funcionaria.

La decisión de la Fiscalía de imputar cargos por los delitos de falsedad en documento público, fraude procesal, cohecho y prevaricato en contra de 16 personas, entre funcionarios y exfuncionarios del INCODER y particulares, por la entrega irregular de tierras en Antioquia, se logró gracias al apoyo que el INCODER recibió de entidades como la Procuraduría Delegada de Asuntos Ambientales, la Contraloría, la Secretaría de Transparencia, la DIJIN, el CTI, entre otras.

“Se están adelantando investigaciones en procesos de titulación de baldíos y en distintos procesos agrarios en todo el país”, aseguró Villegas, quien agregó que la entidad está en un proceso de fortalecimiento y saneamiento para responder a los retos que exige el desarrollo rural en el país.

Como una iniciativa de la Gerente General, el INCODER abrió recientemente una línea nacional anticorrupción (01 8000 11 51 21) y un correo ([email protected]) con el objeto de recibir denuncias y responder a ellas desde la Gerencia General en Bogotá.

“Invito a todos los colombianos para que nos apoyen con esta iniciativa, no le teman a denunciar. Esta es una administración que lucha por la transparencia. Las denuncias serán recibidas y atendidas garantizando las medidas de protección necesarias”, afirmó Villegas.

Por la transparencia

En lo que va corrido del año, el INCODER ha iniciado 40 investigaciones preliminares contra funcionarios de planta de la entidad, 14 de las cuales están en curso por posible corrupción.

Antes de 2012, se registraron 46 investigaciones preliminares contra funcionarios del INCODER (11 por corrupción), para un total de 86 investigaciones disciplinarias contra funcionarios del Instituto (25 de ellas son por aparentes casos de corrupción).

Acompañado de la Procuraduría, el INCODER fue la entidad encargada de denunciar ante la Fiscalía el robo de tierras en Antioquia.

El Instituto, además, está trabajando internamente para depurar su planta de funcionarios y contratistas.

“Hemos encontrado que hay un planta muy extensa de funcionarios y la vamos a reducir en aras de la eficiencia y trasparencia. Reconozco que hay funcionarios y contratistas de excelente calidad y con ellos es que vamos a seguir trabajando por el campo colombiano”, agregó Villegas.

En los próximos días, el INCODER dará a conocer nuevos resultados de investigaciones de posibles casos corrupción que se estarían fraguando a lo largo del territorio nacional.