BOG04. CARTAGENA (COLOMBIA), 04/09/2017. Vista de camisetas con la imagen del papa Francisco a la venta hoy, lunes 4 de septiembre de 2017, en Cartagena (Colombia). El papa Francisco llegará a esta ciudad el próximo 10 de septiembre, luego de haber visitado a las ciudades de Bogotá, Villavicencio y Medellín. EFE/Ricardo Maldonado Rozo

BOG04. CARTAGENA (COLOMBIA), 04/09/2017. Vista de camisetas con la imagen del papa Francisco a la venta hoy, lunes 4 de septiembre de 2017, en Cartagena (Colombia). El papa Francisco llegará a esta ciudad el próximo 10 de septiembre, luego de haber visitado a las ciudades de Bogotá, Villavicencio y Medellín. EFE/Ricardo Maldonado Rozo

Un positivo balance dejó la visita de 4 días del Papa Francisco, con importantes beneficios económicos para el país en materia de comercio, restaurantes, artículos religiosos y ocupación hotelera.

 

Luego de recordar que el Gobierno invirtió $28.000 millones para la visita, el Ministerio de Hacienda reportó ante el Consejo de Ministros liderado por el Presidente Juan Manuel Santos, que los ingresos superaron los $280.000 millones, muy superior a lo esperado.

 

Las ventas de restaurantes y el comercio de artículos religiosos subieron entre un 35 y un 50%, mientras que también se produjeron incrementos en los sectores de bebidas, no alcohólicas, regalos, textiles, tiendas a domicilio y tiendas de barrios.

 

De la cifra de ingresos, $90.000 millones fueron generados en Bogotá, donde también se crearon 10.000 puestos de trabajo, con un impulso al Producto Interno Bruto estimado entre 0,4 y 0,5 puntos porcentuales.

 

En ventas de comercio, restaurantes y hoteles se generaron $67.000 millones en Medellín, $75.000 millones en Villavicencio y $15.000 millones diarios en Cartagena, precisó un análisis del Ministerio de Hacienda.

 

En cada ciudad, el Gobierno Nacional destinó $6.000 millones y $4.000 millones fueron invertidos en la televisión pública RTVC.

 

A lo anterior se suman los recursos propios puestos por cada ciudad, para logística, adecuación de lugares y reparación de vías, en los que Bogotá destinó $15.000 millones y Medellín, $7.000 millones, lo que impulsó a los sectores de servicios sociales y obras civiles.

 

Se estima que 6,8 millones de personas asistieron a los servicios religiosos, y los eventos fueron transmitidos a más de 160 millones de personas, con 551 millones de internautas consultando las páginas web del país.

 

Según el análisis, unos 700.000 turistas colombianos y extranjeros llegaron a Bogotá, 500.000 a Villavicencio, 176.000 a Medellín y 100.000 a Cartagena.

 

Se duplicó la ocupación hotelera en Bogotá, Medellín, y Cartagena, cuando normalmente crecen en un 65% para hoteles de 3 y 4 estrellas en las dos primeras ciudades y un 90% en la capital de Bolívar. En Villavicencio la ocupación hotelera subió un 62%, cuando normalmente crece 39%.

 

También se presentó un incremento de 165.000 en los pasajeros transportados en el Valle de Aburrá.

 

En Bogotá hubo 0 homicidios el 6 y 7 de septiembre, bajaron los accidentes de tránsito en el país y no hubo emergencias o hechos de gravedad.

 

Los delitos de alto impacto bajaron un 70% mientras que las lesiones personales cayeron en un 84%.