Expectativa por iniciación de sesiones del Congreso

Aunque será un discurso de apenas 15 minutos, el presidente Juan Manuel Santos… hará importantes anuncios durante la ceremonia de instalación de las sesiones ordinarias del Congreso de la República, mañana miércoles 20 de julio.
La oficina de prensa de la Casa de Nariño aseguró que serán anuncios en torno de la situación económica y política del país, sobre los focos de corrupción descubiertos en los últimos días, sobre las fuentes de financiación del Presupuesto Nacional para 2012, las nuevas reglas de desembolso de las regalías y las garantías para las elecciones de octubre próximo, entre otros temas.
Por su parte, los congresistas coincidieron en afirmar que la legislatura que se estrena mañana estará interrumpida por la campaña electoral que está por iniciarse para elegir nuevos alcaldes, gobernadores, concejos y asambleas.
Ante esta expectativa, el ministro del Interior y de Justicia comprometió todos sus esfuerzos por sacar adelante las más importantes iniciativas que el Gobierno someterá a la consideración del Legislativo en los primeros diez días de la legislatura.

En vilo aprobación del TLC en  Congreso de EE.UU.
De acuerdo con la mayoría de expertos, si a más tardar la próxima semana no se llega un acuerdo entre republicanos, demócratas y la Casa Blanca, que permita el trámite en el Congreso, el TLC –al igual que los pendientes con Corea del Sur y Panamá- ya no podría ser aprobados antes del receso legislativo de un mes que arranca este seis de agosto y que es la fecha límite que se habían fijado las partes.
En otras palabras, quedaría pendiente para el tramo entre septiembre y noviembre (o diciembre si se convocan sesiones extraordinarias).
Pero se trata de un período altamente riesgoso por su proximidad al inicio de las elecciones primarias y se teme que podrían quedar en remojo, nuevamente, y de manera indefinida.
De allí el fuerte rumor de que la Casa Blanca podría enviarlos al Congreso en las próximos días, pese a no contar con el respaldo de todo el partido republicano.
Si eso sucede, la Cámara de Representantes tendría tiempo suficiente para darles trámite en el Comité de Medios y Arbitrios y luego en la plenaria, de donde pasarían al Senado.
Pero dada la fuerte oposición que existe en la Cámara Alta, es probable, aún si son sometidos, que su voto en el Senado igual  quede pendiente hasta después del receso.
El obstáculo sigue siendo el mismo: un programa de asistencia a trabajadores de EE.UU. (TAA por su sigla en inglés) que rechazan la mayoría en el partido republicano, pero que la Casa Blanca y los demócratas han exigido como precondición para mover los TLC.