El Espíritu Emprendedor

Revista  GerentePyme
Mes: Abril
Sección: Emprendimiento

El Espíritu Emprendedor


Carlos Andrés Masso

¿Se ha puesto a pensar en sus ratos de ocio o cuando demora horas enteras transportándose en un servicio de transporte público, en la forma en que podría sacarle provecho económico a solución de los problemas que a diario afronta la gente?  Esto se debe al espíritu emprendedor que todos llevamos dentro porque es inherente a la condición humana.

Sin embargo, a medida que crecemos, nuestro espíritu emprendedor se va diluyendo, obligándonos renunciar a nuestros sueños e iniciativas, hasta el punto que lo único que nos llega a interesar es como alcanzar la edad necesaria para la pensión.

Ahora, si planteamos el modelo ideal manteniendo vivo el espíritu emprendedor, aparecerá la solución a los problemas, opción que puede volverse rentable. Piénselo, ¿no sería interesante  depender solamente de usted mismo, organizando de forma adecuada su tiempo para mejorar su calidad de vida?

Aunque algunas personas olvidan con el correr de los años  su espíritu emprendedor, hay quienes  todavía mantienen viva la esperanza de crear su propio negocio. A estas personas les presentamos algunas acciones que pueden desarrollar para alcanzar sus metas:

1. Salga del esquema:Para que el espíritu emprendedor sobreviva es necesario ir contra la corriente, pensar diferente, salir de los esquemas como lo han hecho los grandes personajes de la historia que en algún momento fueron  tildados de “locos”.

2. La libertad cuesta: Ser emprendedor significa trabajar denodadamente hasta el punto de pensar que la libertad no existe.  La libertad si existe pero tiene un precio muy alto, que requiere de sacrificio, esfuerzo, lucha, orden  y constancia.

3. Emprenda con determinación:Si toma la decisión de emprender, hágalo con determinación, no vacile, porque si lo hace no llegará muy lejos; si un día se plantea una meta y al otro día no está muy seguro, se estancará; plantee sus metas y luche hasta conseguirla.

4. Mantenga una posición optimista:Es más fácil pensar en el “NO” que en el “SI”; con una actitud negativa no logrará alcanzar sus metas, el realismo es uno de los peores enemigos del espíritu emprendedor.

5. Evite las distracciones: Uno de los principales factores que lleva al fracaso son las distracciones; es necesario mantenerse enfocado y claro en las metas planteadas. Si tiene claro el punto de llegada, siga el camino hacia el sin desviarse por ninguna razón.