Calificación de Fitch también trae sus problemas

Detrás de la euforia causada por la decisión de Fitch Ratings de entregarle la calificación de endeudamiento a Colombia, comenzó a aflorar entre los exportadores, la preocupación por las consecuencias revaluacionista que posiblemente orignará.

Detrás de la euforia causada por la decisión de Fitch Ratings de entregarle la calificación de endeudamiento a Colombia, comenzó a aflorar entre los exportadores,

De acuerdo con los analista, la calificación de Fitch inundará el mercado nacional de dólares lo que conlleva a una revaluación del peso, consecuencia funesta para los exportadores colombianos que de por si, ya se han sufrido millonarias pérdidas por la devaluación del dólar.

Ante esta previsión, muy seguramente el Banco de la República adoptará varias medidas, entre las que se cuenta una nueva subida de la tasa de interés.

También se preguntan los empresarios  es qué sucederá ahora en los mercados nacional e internacional y de qué sirve estar bien calificado por estas todopoderosas compañías de alcance global.

Ya  Colombia había logrado las calificaciones de Standard And Poors y de J P Morgan y con ellas, ya se había desatado el interés de los inversionistas extranjeros. Con la de Fitch se completa una tripleta interesante que hacía muchos años no tenía nuestro país.

Ahora le corresponde a las autoridades monetarias adoptar las medidas necesarias para evitar que esa bonanza se convierta en el peor enemigo de los exportadores colombianos.