Bogotá crece más que la Nación

panoramica-de-bogotaContrario a lo que se ha dicho en los últimos días, “Bogotá está creciendo más que la Nación”, afirmó el secretario de Hacienda, Ricardo Bonilla González.

Al analizar los principales indicadores de Bogotá, el funcionario -quien además es experto investigador en temas económicos- concluyó que su tendencia es positiva y que es la ciudad que está jalonando la economía nacional en momentos en que se comienzan a percibir signos de desaceleración que no son exclusivos del país sino de la coyuntura mundial.

Para el funcionario, son otros factores que responden a políticas del Gobierno Nacional, como la revaluación del dólar, la tendencia de apertura económica impulsada por los tratados de libre comercio y el jalonamiento de la economía a través de la minería, los que estarían desfavoreciendo la economía nacional y no Bogotá.

Del total de sectores que conforman la actividad económica de Bogotá, el 80 por ciento han crecido. De este porcentaje el sector financiero representa el 35 por ciento; servicios y sociales (educación, salud, otros), el 19 por ciento; comercio, el 15 por ciento; transporte, 8 por ciento; y electricidad, gas y agua, el 3 por ciento. Contrario a lo que se ha dicho, la industria y la construcción no son tan determinantes de la economía bogotana, pues en conjunto solo representan el 17 por ciento de la producción.

Los sectores que registran un menor crecimiento son la construcción de edificaciones (no de obras civiles) que representa sólo el 5 por ciento, y la industria, el 12 por ciento. Es decir, estos dos sectores realmente representan apenas el 17 por ciento del total de la actividad económica de Bogotá.

Según el Secretario de Hacienda, la desaceleración de la actividad industrial podría explicarse -como lo dijo el último informe de la OECD (Organización Económica de Países Desarrollados por su sigla en inglés)- por los efectos de un crecimiento de la economía nacional concentrado en el sector minero, que genera poco empleo, y en el crecimiento de la tasa de cambio. Éste último hace perder competitividad a los productos de exportación y ambos responden a políticas macroeconómicas del Gobierno Nacional.

Bonilla González destacó los resultados presentados por el Dane sobre mercado laboral toda vez que “reflejan el buen momento por el que pasa el empleo en la ciudad y su importante aporte al buen comportamiento de este indicador a nivel nacional”.

Según dichas cifras, en el último año se crearon en Bogotá 87 mil empleos, mientras que los generados en el resto del país fueron 56 mil. Además, el funcionario resaltó que “Bogotá mantuvo en un dígito la tasa de desempleo por segundo año consecutivo”.

Por sectores, la actividad inmobiliaria (alquiler y compraventa de vivienda, entre otros) fue la que generó más empleos al crear 42 mil empleos en 2012. Le siguió comercio, hoteles y restaurantes, con 36 mil y otros servicios, con 15 mil empleos.

El Secretario de Hacienda señaló que “las cifras de empleo del Dane también permiten demostrar que Bogotá mejoró la calidad de los empleos al reducirse el subempleo en 83 mil personas, es decir, bajó el número de bogotanos que trabajan horas parciales, ejercen un oficio diferente para el cual se formaron y reciben bajos ingresos”.

Pago de ICA 

Hasta el próximo 19 de febrero, los contribuyentes del impuesto de Industria y Comercio (ICA) que pertenecen al régimen simplificado, tienen plazo para pagar su impuesto correspondiente a 2012. Así lo informó el secretario de Hacienda, Ricardo Bonilla González, quien recordó que el formulario sólo se puede obtener descargándolo gratis del sitio web www.haciendabogota.gov.co.

Entre los 17 mil contribuyentes que deben declarar y pagar este impuesto, están los pequeños comerciantes, industriales, prestadores de servicios y profesionales independientes, que realizan actividades en Bogotá. En concreto esto corresponde a tiendas, cafés, licorerías, droguerías, montallantas, veterinarias, lavanderías, peluquerías, zapaterías, lavaderos de autos, panaderías, entre otros.

Estos establecimientos además deben haber obtenido ingresos brutos totales en 2012 que oscilen entre $45.336.000 y $104.196.000, no haber celebrado contratos superiores a $85.962.000 y no haber superado $117.220.000 en el monto de sus consignaciones bancarias, depósitos o inversiones financieras. “Los contribuyentes con ingresos netos inferiores a $45.336.000 no tienen que presentar declaración ni pagar impuesto”, aclaró Bonilla González.

Para poder cumplir con esta obligación, los contribuyentes deben ingresar a la página web www.haciendabogota.gov.co, sección Impuestos en línea, ingresar los datos de su actividad económica, generar el formulario e imprimir dos copias para pagar directamente en los bancos autorizados. Esta es la única manera de acceder al formulario, toda vez que a partir del año pasado, se dejó de vender en establecimientos autorizados y sólo se puede descargar del sitio oficial de la Secretaría Distrital de Hacienda.

Después del 19 de febrero, los contribuyentes que no cumplan con su obligación de declarar y pagar, incurrirán en una sanción mínima de $157.000, más intereses de mora, además del valor de su impuesto.