América Latina debe definir nuevos mecanismos para la inversión de sus reservas

Alberto Graña, Banco Central del Uruguay; Ana María Carrasquilla, Presidenta del FLAR; Alberto Zapata, Banco Central del Perú.

Alberto Graña, Banco Central del Uruguay; Ana María Carrasquilla, Presidenta del FLAR; Alberto Zapata, Banco Central del Perú.

Los desafíos y oportunidades que enfrentan los bancos centrales y fondos soberanos de invertir cerca de US$15 trillones a nivel global en el entorno actual marcado por bajos rendimientos e incertidumbre en los mercados de deuda del mundo desarrollado, fueron compartidos y debatidos de manera abierta en una Conferencia liderada por el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR).

“Administración de activos soberanos en una encrucijada”, título del encuentro que, dio paso a dos días de trabajo dedicados al análisis y al estudio de las circunstancias que han caracterizado los últimos cinco años que han sido extremadamente complejas y continúan presentando desafíos para el mundo y, en particular, para los bancos centrales y las entidades oficiales de la región de Latinoamérica y el Caribe.

Siguiendo la agenda programada, se expuso, en el marco de la crisis financiera global y la crisis soberana europea, la evidencia que los fundamentos económicos de estas regiones en las que tradicionalmente se ha concentrado la inversión global de reservas, no presentan la solidez financiera que históricamente han exhibido durante ya varias décadas.

Ante este panorama, la encrucijada para la administración de reservas, surgen dos elementos relevantes para la inversión de activos soberanos: “En primer lugar, cabe evaluar los vehículos y las alternativas bajo las cuales resultaría factible la inversión de recursos en estos mercados que presentan métricas positivas a futuro. Y en segundo lugar, resulta necesario definir mecanismos que permitan la inversión óptima de las cuantiosas reservas que buena parte de los países de la región y el mundo han acumulado en este entorno”, afirmó Ana María Carrasquilla, Presidenta ejecutiva del FLAR.

Perspectivas para América Latina

Eduardo Morón, Director de Estudios Económicos del FLAR y Alberto Ramos, Jefe de Investigación Económica para América Latina de Goldman Sachs hicieron un análisis de los últimos años de una América Latina que ha experimentado prosperidad y crecimiento sostenido.

Se concluyó que América Latina enfrenta una difícil coyuntura. Por un lado, la abundancia de liquidez externa inunda sus mercados presionando sus monedas y creando burbujas en otros mercados. Por otro lado, esa misma abundancia no es permanente sino más bien volátil y así como hoy llega en exceso, mañana se puede retirar de prisa.

Los países de la región intentan enfrentar las consecuencias de esto último acumulando muchas reservas internacionales en un esfuerzo de auto-seguro. Este auto-seguro es caro porque los activos libres de riesgo en los que se invierten mayormente las reservas hoy ofrecen tasas de interés cercanas a cero.

En este panel, se discutió el rol de los fondos regionales de reservas, como el FLAR, que son un seguro colectivo de un conjunto de países. Asimismo, se planteó la necesidad de que los países de la región con abundantes reservas, exploren al FLAR como un potencial administrador más agresivo de las reservas excedentarias para compensar los costos del auto-seguro.

Finalmente, se enfatizó en el rol del FLAR como una segunda línea de defensa en adición al stock de reservas internacionales de cada país. Para ello, se requiere que el FLAR actúe como hasta hoy, de forma rápida antes de que los problemas se magnifiquen o contagien a alguna otra economía.