Alianza Público – Privada amplifica esfuerzos de formalización

Brigadas para la FormalizaciónPara el año 2013, en materia de formalización, la estrategia público-privada del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y Confecámaras, operada por la Red de Cámaras de Comercio, llamada ‘Brigadas para la Formalización’ superó sus metas. De acuerdo con un balance entregado por ambas entidades, fue mayor al proyectado el número de unidades que decidieron cambiar su situación de ilegalidad y la cantidad de municipios visitados.

 

Las 24.000 empresas a formalizar, definidas al inicio del programa, se convirtieron en 32.208 al finalizar el año y de los 503 municipios definidos se llevó el programa a 659, lo cual representó un cumplimiento del 134% y del 131% de las metas respectivamente,

 

Igualmente, se tenía como meta sensibilizar, de manera individualizada y directa, a 65.000 unidades económicas informales. Sin embargo, los resultados superaron las expectativas. El mensaje de la formalidad empresarial llegó a 81.292 unidades, lo que significó un cumplimiento del 125% de la meta.

 

Para Julián Domínguez Rivera, Presidente de Confecámaras, “los resultados de este esfuerzo mancomunado con el Ministerio de Comercio Industria y Turismo, operado por las Cámaras de Comercio, son satisfactorios y demuestran que la unión del sector público y privado amplifican el impacto de las iniciativas a favor de nuestros empresarios, que deben jugarle limpio al país para generar una cultura de la legalidad en los negocios”.

 

“Nuestro propósito ha sido ayudarles a cada uno de los empresarios informales en su tránsito a la formalidad por medio de procesos pedagógicos, explicándoles los beneficios e incentivos establecidos en la Ley 1429 de 2010 de formalización y generación de empleo y presentándoles los beneficios a los que podrían acceder, tales como créditos y capacitaciones”, agregó Julián Domínguez.

 

Como agentes de desarrollo regional, la Red de Cámaras de Comercio trabaja en iniciativas destinadas a facilitar y promover la creación de nuevas empresas, incentivar a los potenciales inversionistas, fomentar el emprendimiento y reducir la informalidad.