Aduanas quedaron pequeñas ante el incremento del comercio


La falta de sistematización y la inseguridad jurídica son algunas limitaciones…. La tarea principal es la reforma al estatuto aduanero.
La buena dinámica que traen las operaciones de comercio exterior ha puesto de manifiesto un nuevo cuello de botella.

Más allá de los inconvenientes logísticos causados por las deficiencias en infraestructura, se ha hecho evidente que las aduanas se están quedando cada vez más pequeñas.

La falta de sistematización con sus consecuencias en demoras y sobrecostos, y la inseguridad jurídica son apenas algunos de los elementos que están haciendo que este sea un factor adicional que le resta competitividad al país.

Según el Doing Business del Banco Mundial, Colombia ocupa el puesto 87 entre 183 naciones en el indicador de comercio transfronterizo y 4 puestos frente a la medición anterior, pues los costos son 80 por ciento más altos que el promedio regional.

Pero este no es el único escalafón.

En el índice de desempeño logístico, también del Banco Mundial, el país ocupa el puesto 72 entre 155 y en el tema aduanero, está en la casilla 66, con un puntaje de 2,5.

Aunque no hay que desconocer los avances, lo cierto es que el camino por recorrer es aún muy largo. La reforma al estatuto aduanero, la sistematización y la capacitación son algunos temas.